No soy especialmente amante de los SUVs aunque he de reconocer que con este nuevo modelo Bentley ha vuelto a poner el listón muy alto, a menos en el segmento de los automóviles de lujo.

Aunque el EXP 9 F es todavía un prototipo, pronto lo veremos en la calle (si tenéis suerte de cruzaros con uno) junto a los modelos actuales Mulsanne y Continental.

El nuevo modelo de la marca mantiene el diseño exterior ‘tradicional’ marca de la casa aunque con un marcado carácter deportivo gracias, entre otras características a la amplia rejilla frontal, a las luces de cruce diurnas que hace a las veces de entradas de aire para refrigerar el poderoso motor W12, pero sobre por unas impresionantes llantas multiradiales de 23 pulgadas.

En cuanto a la carrocería, se ha optado por un estilo deportivo y voluminosa en la línea de sus competidores donde destaca el amplio portón trasero y un impresionante techo panorámico que le da un aspecto de coupe deportivo. En la parte trasera también se han cuidado al máximo los detalles deportivos como los dobles tubos de escape integrados en el parachoques.

Pero donde realmente la marca británica se diferencia a años luz de sus competidores es en el interior. Para este modelo, Bentley no ha escatimado en detalles para ofrecer una sensación de lujo sin comparación. Para ello se han empleado materiales como piel, bronce, maderas nobles o aluminio todo por supuesto trabajado de forma artesana.

La consola central de última tecnología monta un sistema de navegación con imágenes en 3D y un panel de instrumentos de TFT perfectamente integrado con el instrumental analógico clásico de la casa.

Para garantizar el máximo confort de los pasajeros, el EXP 9 F cuenta con un sin fin de opciones, desde reposapies electrónicos, mueble bar, pantalla de televisión, nevera para enfriar el champagne, acceso a internet o incluso mesa de picnic!

En el apartado mecánico, un motor W12 de 6 litros y doble turbo con 8 velocidades se encarga de impulsar el Bentley con nada menos que 610 CV a 800 Nm.