Cuerpos que se entrelazan entre si, perspectivas imposibles, figuras humanas que parecen flotar, caer y multiplicarse mientras ejecutan una coreografía en el espacio.

Todo esto forma el universo de la norteamericana Leah Yerpe, una artista de un trazo preciso y sumamente realista. Sus dibujos, casi siempre en blanco y negro son una auténtica delicia para la vista.

“Disfruto de usar la figura humana en mi obra porque no podemos evitar proyectarnos y relacionarnos con esta. Los cuerpos de mi obra son multiplicados en diferentes poses, girando, flotando y cayendo en un suelo contextualizando marcas. Nunca hago posar a mis modelos; ellos tienen la libertad de moverse en cualquier momento, improvisando bailes. Estos contrastes sueltos con una técnica fastidiosa de dibujo, donde capturo los cuerpos de mis modelos como si fueran elementos de un collage. Veo las transformaciones de individuos libres dentro de figuras simbólicas.”